• Leticia López y Juan Bueno, en la mira
  • Ex diputados del PRI y del PAN están señalados de haber recibido “moches” para aprobar la Reforma Energética de Peña Nieto

Córdoba.- En la madrugada de hoy por fin aterrizó en este país, procedente de España, el avión que trajo al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien anunció que revelará 18 horas de grabaciones con las cuales demostrará actos de corrupción para aprobar la Reforma Energética impulsada al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto.
El ex funcionario federal logró un acuerdo con las autoridades mexicanas para su extradición desde España, pero a cambio presentará evidencias de los “moches” que recibieron ex diputados federales del PRI y del PAN, entre ellos varios veracruzanos.
Fuentes allegadas al gobierno federal y a través de las redes sociales, se filtraron los nombres de los ex diputados y hermanos Leticia y Tomás López Landero, Juan Bueno Torio, Héctor Yunes Landa, Fernando Yunes Márquez y José Francisco Yunes Zorrilla, entre los que podrían se llamados a
declarar.
A través de Twitter y Facebook se afirma que todos ellos votaron a favor de la Reforma Energética, pero además un empresario afirma que la misma Leticia López le confesó haber recibido dos millones de pesos y de no haberlo hecho la hubieran matado.
No obstante, se dice que por corrupta y no porque en realidad haya tenido miedo, se quedó con todo ese dinero el cual disfrutó con su familia, traicionando a la patria. En caso contrario hubiera firmado, aceptado el dinero y hubiera venido a Córdoba a repartirlo entre necesitados, casas hogar, albergues o asilos, pero por ser codiciosa fue más fácil traicionar a México.
Otra fuente ligada a la actual Cámara de Diputados en San Lázaro, comentó que todos los antes mencionados están involucrados en la aprobación “fast-track” de la Reforma Energética de 2013, con la que se permitió la apertura de las fronteras a la iniciativa en áreas que antes eran exclusivas de Pemex, así como la libre operación de trasnacionales como Repsol, Shell, Britis Petroleum, Mobil, entre otras, lo que se considera como la segunda más grande “traición a la patria” después de que Antonio López de Santa Ana vendió a los norteamericanos gran parte de nuestro territorio.