“No duele”, dijo Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, un momento después de vacunarse contra la influenza.

El funcionario se quitó la corbata, la camisa y luego se preparó para recibir la vacuna. Detrás del cubrebocas que usó durante el informe diario de casos COVID-19, se le dibujó una sonrisa. Luego saludó a las cámaras.