CDMX.- El argumento de que su resultado positivo en un control antidopaje fue producto del consumo de tacos no resultó convincente, la marchista mexicana, María Guadalupe González, ha sido suspendida cuatro años.

La Unidad de Integridad de Atletismo informó que la sanción a la subcampeona olímpica y mundial por el consumo de esteroides anabólicos entró en vigencia el 16 de noviembre pasado.

Todos los resultados de González, a partir del 17 de octubre quedan anulados, pero la mexicana retendrá la plata olímpica que ganó en la marcha de 20 kilómetros en los Juegos de Río de Janeiro 2016, así como la plata que obtuvo en el campeonato mundial de Londres en 2017.

COM lamenta la sanción

El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla Becerra, lamentó la sanción impuesta a la atleta Guadalupe González por el caso de positivo de dopaje, con la cual se pierde el ciclo a Tokio 2020 y, desde luego, sería su inminente retiro.