El presidente francés Emmanuel Macron prometió hoy la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, cuya estructura pudo ser salvada por bomberos, aunque esta noche aún continuaban los esfuerzos por controlar un incendio que devastó la emblemática catedral gótica francesa.

“Reconstruiremos Notre-Dame”, prometió Macron después del incendio. “Se ha evitado lo peor, incluso si la batalla aún no se ha ganado por completo”, dijo el presidente emocionado, a un costado de la devastada catedral, y dijo que “las próximas horas serán difíciles”, indicó Radio Francia Internacional.