CÓRDOBA.- En la  Sierra de Zongolica, los maestros  no  tienen nada que celebrar hoy en su día, pues siguen  siendo  víctimas de la delincuencia organizada  que opera  en  la región, debido a la falta de seguridad pública.

Tan sólo este año diez maestros fueron secuestrados en esta zona, otros sufren de extorsión, mientras que unos más fueron asaltados en el camino a su trabajo o de regreso a casa.

La Secretaría de Seguridad Pública ha realizado operativos en la zona; sin embargo, han sido insuficientes para tranquilizar a los profesores, quienes en algunos casos han decidido cambiar su zona de trabajo ante el temor de ser presas de la inseguridad, otros decidieron cerrar los planteles.