El Manchester City desgarró la herida de un Arsenal que se desangra por los cuatro costados y que quedó eliminado de la Copa de la Liga al perder por 1-4 este martes en los cuartos de final.

Mikel Arteta, antiguo alumno de Guardiola en el City, queda marcado por un partido más sin ganar, que hace que el equipo “Gunner” no huela un triunfo -sin contar la Europa League- desde el pasado 1 de noviembre cuando ganaron al Manchester United en Old Trafford.

Tras una travesía desastrosa en la Premier, apaciguada por los triunfos en Europa, el Arsenal llegó a esta Copa de la Liga con la intención de demostrar la solidez en eliminatorias de la pasada FA Cup, donde ya eliminó al City en semifinales.