XALAPA.- A través de mensajes de redes sociales como Whatsapp, elementos de la Policía Estatal denuncian las extorsiones de algunos de sus mandos superiores, uno de ellos Noé Andrade Vázquez “Orión”, mano derecha del capitán Noé Campuzano, cuñado del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, que exige hasta 200 mil pesos a cada delegado de la SSP de la Zona Sur.
Con temor a represalias difunden las inconformidades de manera anónima y solicitan que tomen cartas en este asunto el director operativo de la Secretaría de Seguridad Pública, Alan Ciprian Canseco, que apenas tiene unos meses en el cargo, luego de su rápido ascenso como delegado de la zona conurbada Veracruz y Boca del Río.
El mensaje que exhibe las irregularidades que se están cometiendo al interior de la corporación, a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, titular de la SSP dice textualmente lo que se lee en la imagen adjunta.
El denunciante también comenta: “Me despido de ustedes compañeros delegados si llego hacer removido de mi cargo ya sabrán que hacer y cuando vean este tipo pues ya sabrán a lo que se dedica lástima que no le pude tomar una foto para que así me pudieran creer.”, y hasta ahí termina el texto.
No es nuevo este tipo de malas costumbres dentro de las corporaciones policiacas, que los mandos superiores pidan dádivas económicas aquellos que quieran ocupar un cargo de más jerarquía, como una comandancia o una delegación, lo que llama la atención es que continúen estas formas de corrupción con el cambio de Gobierno en Veracruz, al frente de Cuitláhuac García Jiménez.