Morelia.- La comunidad de Santa María Urapicho, en el estado de Michoacán, está en alerta y armada para hacer frente a las amenazas que ha recibido de presuntos miembros del grupo criminal “Los Caballeros Templarios”, afirmó ayer un líder indígena.

Los sicarios que operan en la zona acusan a los indígenas purépechas del asesinato de Mauricio Cuitláhuac Hernández, alias “El Güero”, un capo de la región asesinado a tiros el 14 de agosto pasado cerca de Urapicho.

Uno de los líderes que pidió no ser identificado aseguró que Los Caballeros Templarios intentan someter a Santa María Urapicho ante la falta de intervención de los Gobiernos federal, estatal y municipal.

“Jamás nuestra gente ha permitido tal situación y ahora estamos a la defensiva para poder estar en guardia y evitar que causen daño a alguna de las personas de este pueblo”, dijo.

Los habitantes de esta localidad del municipio de Paracho se han organizado y, armados con pistolas y rifles, mantienen el control de los accesos, donde han levantado barricadas.

Los purépechas, principal etnia en Michoacán, han abandonado sus empleos en otras comunidades para reforzar la seguridad en Urapicho y evitar ataques de Los Caballeros Templarios, una organización involucrada en la tala clandestina de los bosques de oyamel y pino de la Meseta Purépecha, indicó la fuente.

La comunidad ha pedido apoyo a las autoridades federales, estatales y municipales para solucionar su conflicto, así como despensas, pero hasta ahora “no hemos tenido respuesta alguna”, apuntó.

“Estamos a la espera de que organizaciones en otros lugares que se interesen por nuestro problema, por nuestra situación, pudieran echarnos la mano de la forma que fuera posible”, añadió.

AGENCIAS