México, D.F.- El silbante internacional mexicano Mauricio Morales anunció su adiós definitivo del arbitraje profesional, el cual se dio en la Liga MX en el partido entre Cruz Azul y Querétaro en la fecha 13, y dirigirá el próximo 14, en un amistoso entre las selecciones de Panamá y España, su último partido.

El silbante, quien cumplirá 45 años de edad a finales de mes, dijo irse feliz y muy satisfecho de esta actividad, ya que lo hizo de la forma como siempre lo deseó, en plenitud de facultades físicas y mentales y en actividad profesional, tanto a nivel nacional como internacional.

“Nadie me corrió ni me invitó a irme, me voy como siempre lo soñé, en plenitud de facultades, completo y satisfecho, nada me faltó por hacer y sólo me resta agradecer al arbitraje, al que llevo impregnado en mí, por todos los momentos buenos y malos, soy un privilegiado”, acotó.

Morales señaló en conferencia de prensa que ahora dedicará su tiempo para ayudar a sus compañeros de profesión, al convertirse en instructor de arbitraje a invitación del titular de la Comisión, Rafael Mancilla, quien se mostró satisfecho por contar con la experiencia y conocimientos de este silbante mexicano.

“Estoy muy agradecido por todo el apoyo y grandes consejos que recibí de mucha gente del futbol que me ayudó durante toda mi carrera”, señaló el silbante.

 

AGENCIA