ElBuenTono
  • Los hechos, el pasado 30 de mayo
  • Cristóbal Neftalí, falleció a causa de un disparo que recibió en la cabeza, que le generó una hemorragia y fractura de la bóveda craneal, por lo que a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida, finalmente falleció.

Río Blanco.- El día de ayer murió en el área de cuidados intensivos del Hospital Regional de Río Blanco, el joven que fue baleado por un grupo de delincuentes, sobre la calle 16 de Septiembre de la colonia Hogar de Ciudad Mendoza, el pasado 30 de mayo.
La víctima fue identificada como Cristóbal Neftalí Hernández Altamirano, quien trabajaba como repartidor, tenía 22 años de edad y vivía en el fraccionamiento Palmeras de Orizaba, cuyos restos ya fueron entregados a sus familiares para darles cristiana sepultura.
De acuerdo a información recabada, el muchacho falleció a causa de un disparo que recibió en la cabeza, que le generó una hemorragia y fractura de la bóveda craneal, por lo que a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida, finalmente falleció.
Sobre los hechos se sabe que, Hernández Altamirano, habría sido privado de su libertad el pasado viernes por la noche por un grupo armado, que se lo llevó a bordo de un automóvil y lo mantuvo cautivo por varias horas, hecho que fue denunciado por sus familiares.
Fue el sábado 30 de mayo que esos mismos hombres lo trasladaron hasta el lugar conocido como “La Muralla”, en la colonia Hogar, lugar en donde lo amarraron de pies y manos con cintillos de plástico y le dispararon en varias ocasiones para asesinarlo.
En el lugar fue encontrada una cartulina con un mensaje mediante el cual se explicaba el motivo del ataque, creyendo que el joven había muerto; sin embargo, al escuchar las detonaciones de arma de fuego, los vecinos alertaron a los cuerpos de auxilio municipales.
Gracias a esto, Cristóbal Neftalí, fue atendido y trasladado aún con vida por paramédicos de la Cruz Roja al Hospital Regional, en donde fue sometido a una cirugía para extraerle las balas que se le alojaron en la cabeza y otra más a la altura de la caja torácica.
Desafortunadamente, el día de ayer se informó que el joven pereció, por lo que agentes de la Policía Ministerial Acreditable acudieron al nosocomio para iniciar las averiguaciones de Ley, en tanto la Fiscalía inició la Carpeta de Investigación correspondiente.

Superiberia