Córdoba.- De un infarto al miocardio pereció un sexagenario la tarde de ayer, luego de registrarse en un hotel de la calle 7 entre avenidas 4 y 6, donde entró a una habitación acompañado de una sexoservidora y le sobrevino la falla al corazón que le provocó la muerte.

Asustada por los hechos, la mujer de la cual se desconocieron sus generales, acudió con el encargado del hotel “La Galatea”, para informarle que dentro de la habitación número 04, estaba el cuerpo de un señor de alrededor de 60 años, quien le había solicitado sus servicios y se hallaba muerto.

Rafael García Nava de 32 años, solicitó de inmediato la presencia de la Policía municipal, acudiendo al sitio el supervisor general y varios elementos del “sector oros” quienes tras corroborar los hechos solicitaron la presencia de las autoridades del Ministerio Público y personal de la Agencia Veracruzana de Investigación para que dieran fe de los sucesos.

Médicos forenses de la Procuraduría al realizar sus labores periciales, encontraron entre las ropas del infortunado un papel que lo identificaba como Victoriano Cosme Jocalahua, de 60 años, quien aparentemente falleció a consecuencia de un infarto.

Será en el transcurso de las próximas horas, que médicos legistas determinen mediante la necrocirugía de ley, las verdaderas causas de muerte, en tanto los restos del infortunado permanecen en las instalaciones de una funeraria.

 ELEUTERIO ESPINOZA BENÍTEZ

EL BUEN TONO