Bensman fue quien descubrió la millonaria inversión de Samuel Joaquín Flores. “Es un rancho enorme, enorme; tiene varios acres”, relata.

“Silver Wolf Ranch” (Rancho Lobo Plateado), es como se llama el excéntrico rancho que pertenece a la familia del llamado “Apóstol de Cristo”, Naasón Joaquín García, y esta ubicado en la comunidad de Seguin.

Se localiza a un costado de la carretera interestatal 10, y cualquiera que pase por ahí puede observar los búfalos, caballos, venados y otros animales que pertenecen al zoológico público que está dentro de los terrenos de la propiedad y es gestionado por una organización sin fines de lucro creada por la familia dirigente de La Luz del Mundo.
Hoy la propiedad está valuada cuatros veces su valor inicial y el actual dueño es otro de los hijos de Joaquín Flores, quien también es pastor de la congregación en Texas.

El rancho cotizado ahora en 4.1 millones de dólares, ha sido descrito como una combinación de la Hacienda Nápoles del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, y el rancho de Neverland en California del cantante Michael Jackson.

La finca esta dividida en dos partes: una zona pública donde además del zoológico hay un centro ecuestre, un parque temático, un museo de autos de colección, así como áreas de crianza y alimentación de animales exóticos. La otra parte es privada y es donde está la mansión de los Joaquín y un lago artificial, en esta sección únicamente puede entrar la familia.