Orizaba.- Las autoridades municipales cuando emiten una orden de embargo, es porque ya invirtieron horas hombre, productividad del personal, costos de cobranza y todo los gastos inherentes para tratar de recuperar el pasivo, explicó el tesorero, José Manuel Barquet Agís.

“Por eso digo que cuando alguien debe, tiene que ponerse al corriente, aunque lo más sencillo es que no caiga en rezago”, expresó.

Dijo que tan sólo el nombrar a un perito valuador de la propiedad que se embargará tiene un costo de 9 mil pesos, publicar los edictos en la Gaceta Oficial del Estado cuesta 4 mil pesos más y en los medios impresos de mayor circulación también tiene un costo similar.

Todo eso en su momento lo paga el Ayuntamiento, pero después se le aplica a toda la cuenta del deudor porque así lo prevé la misma ley, indicó.

El responsable de las finanzas en Orizaba, recordó que en promedio quien enfrenta una deuda por 10 mil pesos, termina pagando alrededor de 25 mil pesos, la única opción para evitar el crecimiento de la deuda es pagar a tiempo.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono