La Perla.- Hasta el momento nadie puede predecir cuándo ocurrirá una erupción en el volcán Pico de Orizaba, además de que a un fenómeno de esa naturaleza siempre le preceden otros eventos naturales, manifestó el director de Protección Civil Local, Jorge Martínez.

Precisó que la actividad sísmica que ocurrió en Guatemala nada tiene que ver con el Citlaltépetl y que la última que sucedió en este coloso fue en 1687.

“Muchas personas creen que lo que ocurrió en ese País se puede registrar aquí, porque están conectados entre sí, pero eso es mentira,  no es posible, para que ocurra algo así tienen que darse otros fenómenos”, declaró.

Cuando un volcán empieza a tener actividad, hay signos que así lo indican, como es el caso de los microsismos en su interior y la emisión de fumarolas, como pasa con el Popocatépetl, subrayó.

Manifestó que por el momento está activo en fase de reposo, es decir, no representa un peligro, “pero de cualquier manera se encuentra bajo vigilancia constante”.

Mencionó que las brigadas de prevención se encuentran listas para actuar en caso de que se registrara algún movimiento, “lo que nos afectaría serían las nubes tóxicas y cenizas, porque la lava tiene sus cauces naturales”.

Refirió que la ribera del río Metlac se formó precisamente por una erupción y ese sería el camino de la lava, si es que un día se presentara alguna situación de este tipo, aunque no se sabe cuándo ocurrirá.

Dijo que tienen programadas reuniones con los agentes y subagentes municipales para capacitarlos.