La Navidad
  • Envía mensaje dominical
  • se viven tiempos en que ni siquiera hay gusto por la lectura

Orizaba.- El obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, realizó un llamado a  la población para que “no sean pasivos, indiferentes ante la injusticia, el abuso de poder, las necesidades de una persona, la enfermedad” de otras, el
hambre del hermano.
Durante la misa del mediodía del XXXIII del tiempo ordinario, dedicó el mensaje para que se dediquen los dones de escuchar, de atender, ayudar “y no es que tengamos dinero o tengamos la medicina”.
“Lo más triste de las personas que no desarrollas sus dones y cualidades es que no echan a andar tantas cosas que Dios les dio, con tantas situaciones que vemos hoy en el mundo que todo les quieren resolver, todo se los dan, hay mucha gente que quiere que todo se lo den y hay quienes les encanta hacer dependientes a otros”, resaltó.
Explicó que esa dependencias enfermizas no permiten el crecimiento de las personas “y lo que Dios quiere es que desarrollemos, que tengas el gusto de ganar tu pan, con mucho sacrificio y esfuerzo si quieres, pero llegar con dignidad, la alegría de compartir en tu casa tus dones, de hacer el bien y si es cansado”.
Destacó que lamentablemente, se viven en tiempos en que ya ni siquiera hay un gusto por la lectura, “en México medio sabemos leer, medio sabemos escribir y tristemente somos de los países que menos leemos en el mundo y es que eso nos ayuda a desarrollar la capacidad, la imaginación, la inteligencia y teniendo un poco más de desarrollo y de inquietud, podemos aplicar para hacer cosas mejores”.

Te recomendamos: