Medellin.- La nueva Ley de Protección Civil que regirá en Veracruz será un mandato sencillo de aplicar, pero sobre todo, una ley ciudadana que marcará la pauta para seguir en la materia, como resultado de una amplia consulta a lo largo de la entidad, porque así lo instruyó el gobernador Javier Duarte de Ochoa, aseguró la titular de la Secretaría de Protección Civil (SPC), Noemí Guzmán Lagunes.

“La Comisión Permanente de Protección Civil de la LXII Legislatura local ha acompañado estos foros ciudadanos y, muy pronto, el Ejecutivo estatal la habrá de entregar para que sea aprobada, acorde con los lineamientos que nos marca la ley general y cuyo plazo es el 6 de junio”, explicó en el marco de la presentación de una videoconferencia desde la subgerencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en la que participaron ocho estados del país.

Al concluir su presentación, cuyo contenido estuvo enfocado a la Protección Civil y Gestión Integral de Riesgo, dijo que la nueva ley tendrá mayores alcances, sobre todo en lo preventivo, gracias a la nueva estrategia que México ha adoptado en la materia, con el nuevo Gobierno de la República, que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto. 

Comentó que uno de los aspectos importantes es elevar el nivel profesional de todos los actores participantes en la protección civil en la entidad, principalmente en los niveles directivos, para que operen conforme al nuevo modelo, que busca incrementar la seguridad y disminuir la incidencia de fenómenos perturbadores en Veracruz.

“También existe la posibilidad de un nuevo modelo del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), por lo que veremos si se llamará Fonden y el manejo estatal de ese esquema financiero, que es de suma importancia”.

Para el diseño de la nueva ley, agregó, la ciudadanía ha requerido también que los municipios dispongan de mayores recursos que les permitan atender inmediatamente las emergencias que se presenten, además de que cada dependencia oficial debe contar con una unidad de protección civil para resguardar a sus colaboradores y conocer espacios y rutas de evacuación ante contingencias.

Guzmán Lagunes recordó que el nuevo concepto es más amplio y se enfoca en la prevención. En este nuevo modelo, se busca, a través de todos los recursos tecnológicos, humanos y financieros, evitar la presencia de contingencias o fenómenos naturales. “Es un modelo que incluye el manejo de riesgos en ocho pasos y no sólo iremos a atender emergencias, sino que seremos preventivos en toda la gestión integral”. 

 

 

Agencia