CDMX.- De acuerdo con la calificadora de riesgo Moody’s, las medidas para reducir la tributación de Petróleos Mexicanos (Pemex) confirmadas el domingo 5 de abril por el presidente Andrés Manuel López Obrador no serán suficientes para impedir que la empresa productiva del Estado solicite crédito en mercados en este 2020, a pesar de que el gobierno mexicano se ha comprometido a no solicitar deuda nueva para la petrolera.

“Dado el bajo precio del petróleo y el compromiso de la gerencia de mantener altas las inversiones de capital… y para mantener la producción de crudo al menos estable, estimamos que Pemex aprovechará la totalidad de sus actuales 8,900 millones en líneas de crédito comprometidas durante 2020, con lo que ya no estarán disponibles para el 2021”, dijo el centro de análisis de la calificadora.

Con esta acción, se aumentaría el riesgo de liquidez de la compañía mientras los precios del petróleo continuarán presionados por el limitado o nulo crecimiento económico global y por el vencimiento de aproximadamente 6,200 millones que tiene Pemex para este año en los compromisos adquiridos.

CARGA FISCAL
Moody’s recordó que el pasado 5 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la petrolera del Estado contará con 65 mil millones de pesos (alrededor de 2,600 millones de dólares) al reducir la carga fiscal de la empresa durante el resto del 2020.