Superiberia

Boncuk, una tierna perrita blanca esperó a su amado dueño Cemal Senturk, de 68 años, en la puerta de un hospital en Turquía, después de que éste fuera hospitalizado a causa de una embolia cerebral, según informaron medios locales.

Según informes, la dulce Boncuk  llegó al hospital poco después de la ambulancia y comenzó a esperar en la entrada a su dueño con quien lleva 9 años viviendo.

“Como saben, tenemos una visita aquí. Todos los días, ella viene aquí alrededor de las 9 a.m. y espera hasta la noche. Está esperando para entrar. Cuando se abre la puerta, mira adentro. Su dueño es un paciente aquí”, dijo un guardia de seguridad.

Vecino