Veracruz.- El Tribunal Permanente de los Indios, exigió al Gobierno mexicano la cancelación de los proyectos de construcción y ampliación de las represas en cinco estados de la República, entre ellos el de El Naranjal y Zongolica, en Veracruz.

Conformado por especialistas internacionales, el tribunal exigió que primero se consulte a las comunidades indígenas afectadas, ya que las obras devastan las tierras de pueblos indígenas, privilegiando intereses de empresas internacionales.

Reunidos en Jalisco los pasados 5 y 6 de noviembre los integrantes del tribunal informaron, tras analizar 8 proyectos y tres denuncias que incluyen El Naranjal y Zongolica en Veracruz, así como, Paso de la Reina en Oaxaca, El Zapotillo y Arcediano, en Jalisco, Las Cruces, El Cajón y La Yesca, en Nayarit, y La Parota, en Guerrero, que tras escuchar a habitantes de dichas comunidades, concluyeron que “el modelo de desarrollo representado por las presas es un modelo destructivo”

Ya que, “las personas están primero que los desarrollos, particularmente las personas vulnerables”, aseguro el especialista Miloon Kothari de la India, quien añadió “Lo que pudimos ver y constar es que para el gobierno mexicano, las personas vienen después del modelo.

Por su parte, el especialista canadiense Maude Barlow señaló, “Un elemento importante es que se ha utilizado el derecho humano al agua para justificar los desalojos de personas y decir que el agua es necesaria para las ciudades y por lo tanto hay que construir una presa”. Y abundó “tenemos que ser muy contundentes de que no se puede promover el derecho de algunos en violación del derecho de otros”

Por su parte el mexicano Manuel de Jesús Carvajal, de Guanajuato, donde se construye la represa El Zapotillo sobre el Río Verde, aseguró que la inundación de tierras afectara el patrimonio de 6 mil personas.

 

De la Redacción

El Buen Tono