Cancún.- El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) pidió garantías de protección para sus integrantes en Quintana Roo, al considerar que la empresa que promueve el proyecto “Dragon Mart Cancún” ha incurrido en actos para intimidarlos, al emplazarles para retractarse de las acciones y declaraciones en que denuncian las presuntas irregularidades que rodean la pretendida construcción de un colosal centro de exhibición y venta de productos a ubicarse entre Cancún y Puerto Morelos.

“Dragon Mart busca equivocadamente intimidar a nuestra organización la cual no busca más que la defensa legal de los recursos naturales de México, el respeto al marco jurídico ambiental, la legalidad y el estado de derecho en materia ambiental, así como la protección de los derechos humanos y ambientales consagrados constitucionalmente”, subrayó Gustavo Alanís Ortega, director general del CEMDA, a nivel central.

El 10 de diciembre, el director general de “Real Estate Dragon Mart Cancún” acudió a las oficinas de la agrupación de abogados ambientales, en la Ciudad de México, con la finalidad de entregar una carta en donde se solicita detener los actos jurídicos y las declaraciones hechas en torno al proyecto, específicamente por su coordinadora en Quintana Roo, Alejandra Serrano Pavón.

De no acceder, la empresa amagó con proceder “conforme a derecho”, confirmó el CEMDA, este domingo, mediante un comunicado de prensa en el que denuncian que lo ocurrido es un acto de intimidación. 

“Las autoridades deben garantizar el ejercicio del Derecho Humano a defender los Derechos Humanos. Cualquier amenaza en contra de los defensores que quede en la impunidad inhibe a la población del ejercicio de este derecho”, indicó Alanís Ortega.

El activista explicó que la Constitución Mexicana establece en su artículo primero que el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.

“Por ello, solicitamos al gobierno federal, estatal y al municipal velar por la integridad física de cada uno de los integrantes del CEMDA-Quintana Roo”, expresó el fundador del CEMDA, agrupación con 19 años de vida.

La agrupación aclaró que las acciones legales en contra del proyecto se iniciaron a petición de la comunidad del municipio de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, debido a la falta de transparencia y acceso a la información en que incurrió el gobierno de Quintana Roo, para aprobar el proyecto.

 

Agencias