CÓRDOBA.- Por la ampliación del Puerto de Veracruz y el Corredor Transísmico, se especula podría incrementarse hasta cinco veces más el flujo vehicular en la autopista Veracruz-Esperanza, generando inseguridad ante los “taponamientos” de las casetas, expuso el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Orizaba, Luis Cruz Montesinos.

Por esta razón y ante la pérdida de la esperanza de que se anulen estas plazas de cobro, dijo que los empresarios de la región se han unido para solicitar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como a Caminos y Puentes Federales (Capufe) la ampliación de las cajas de cobro en cada una de las casetas de peaje de Cuitláhuac, Fortín y Esperanza.

“Tenemos un estudio en donde de acuerdo a la parte del Puerto de Veracruz se genera más movimiento en el traslado de mercancía por la expansión del puerto, se estima que volviendo a la nueva normalidad tengamos un aumento de 3 veces más el flujo de carga, ahí es un programa grande en comparación como lo teníamos anteriormente”.

Expuso que con el Corredor Transísmico el incremento sería de hasta cuatro o cinco veces más esta afluencia de camiones de carga, lo que va a generar “tapones” en las casetas y un panorama favorecedor para la delincuencia organizada.