Córdoba.- Ante el riesgo de la propagación del Covid-19, la Iglesia Católica dedica un tiempo a la adoración del Santísimo. En la Catedral de la Inmaculada está expuesto de 09:00 a las 14:00 horas. Hay un reclinatorio para quienes quieran estar más cerca del Señor y orar. El recogimiento es absoluto, se vive la presencia de Dios.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.