Yanga.- Debatiéndose entre la vida y la muerte se encontraba internado ayer por la tarde, un menor de 14 años de edad, vecino de la congregación San Miguel El Grande, luego de que al viajar en compañía de su padre, lesionado de gravedad, en una camioneta Ford Lobo fueran impactados y arrastrados varios metros por un camión International.

El accidente se registró alrededor de las 15:45 horas de ayer jueves sobre la carretera federal Córdoba-Veracruz, a la altura de la desviación a Omealca, lugar en donde el menor de edad y su padre quedaron prensados, resultando gravemente lesionados; el menor con traumatismo de cráneo severo.

Los hechos se suscitaron cuando la camioneta de color verde, con placas de circulación XU-22740, conducida por el señor Elpidio Celestino de las Rosa, de 70 años, circulaba procedente de Cuitláhuac con dirección a San José de Abajo, sin embargo el chofer no tomó las debidas precauciones.

Al cruzar, la camioneta fue impactada en su costado derecho por un camión marca International color blanco, número 84, placas 044DPS de la empresa Servicios Ejecutivos Z de Guadalajara, Jalisco, conducido por Sergio Ramos Cuamay, de 32 años, siendo arrastrada más de 15 metros.

En el interior de la Ford Lobo que quedó seriamente dañada, se encontraba prensado el señor Elpidio Celestino y su hijo Diego Celestino, de 14 años, el cual recibió el golpe al momento de la colisión entre estas dos unidades.

El auxilio no se hizo esperar y en pocos minutos arribaron al lugar, primero, paramédicos de la ambulancia 203 para brindar los primeros auxilios al conductor de la camioneta y sacarlo para ser trasladado a un hospital, mientras tanto técnicos en urgencia al mando de María de los Ángeles Ignacio Luna, auxiliaban al menor Diego Celestino, que se encontraba gravemente lesionado, sacándolo y siendo trasladado en la unidad 203.  

El rescate de estas dos personas duró alrededor de 30 minutos, tiempo en que oficiales de la Policía Federal Preventiva a bordo de la patrulla 11885, así como de apoyo vial y de policías municipales, abanderaban el lugar para evitar otro accidente de graves consecuencias.

En el lugar, Sergio Ramos Cuamay, chofer del camión International cargado de abarrotes, dijo, “la camioneta se metió y no pude frenar a tiempo, venimos de Puebla con destino a Tres Valles, llevamos abarrotes”, versión que ratificó su hermano Martín, de los mismos apellidos, de 22 años, copiloto.

“Fue la camioneta la que quiso meterse y no le dio tiempo, nosotros no tuvimos la culpa”, dijo el copiloto un tanto espantado por este accidente que dejó dos personas prensadas y daños materiales por más de los 70 mil pesos. 

En el lugar del accidente, estuvieron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, abanderando y apoyando para evitar que la circulación vial se interrumpiera.

 

Romeo Real Pachín

El Buen Tono