Superiberia

Comercios establecidos del Centro Histórico de Puebla han comenzado a ofrecer en sus anaqueles, pruebas rápidas para detectar el coronavirus, con precios que van de los 250 pesos a los 400 y sin autorización de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) para su comercialización.

Lo anterior lo confirmó el gobernador del estado de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, quien pidió a las dependencias antes mencionadas, que comprueben si estos puestos tienen autorización para vender las pruebas y en caso de no tenerla, que impidan su comercialización. “En caso de que no tengan autorización pido que impidan este fraude criminal a la sociedad (…) sin ninguna garantía médica”, solicitó.

Vecino