Playas, parques o centros deportivos son tan sólo algunos de los lugares más frecuentados durante las vacaciones de Semana Santa, pero si no se toman los cuidados adecuados, pueden presentarse complicaciones en la salud, sobre todo daños en la piel que podrían ser irreversibles, informó Sofía Domínguez Aguilar, dermatóloga del Hospital General Regional No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Mérida Yucatán.

Algunas de las complicaciones que podrían generarse por la exposición al sol son: foto envejecimiento (deterioro prematuro de la piel), lentigos solares (manchas color café oscuro), quemaduras, aparición de manchas blancas en el cuerpo, melasma (también conocido como paño), alergias y queratosis actínicas (lesiones premalignas).

Se recomienda utilizar bloqueadores solares, sombreros, gorras o lentes oscuros para protegerse y no exponerse al sol, sobre todo de 10:00 a 16:00 horas