Córdoba.- De confirmarse una posible reducción de 6 millones de pesos en participaciones federales, Portilla -el alcahuete de Lavín- ya contempla disminuir los apoyos que se otorgan a la ciudadanía a través de los programas sociales del Ayuntamiento, en vez de recortar su abultada nómina, que además no transparenta.

“Tenemos problemas en el sentido que no sabemos si vayamos a recibir todo lo presupuestado porque tenemos estimado una rebaja en nuestra participación, precisamente nuestro tesorero fue a ver el comportamiento de nuestras participaciones federales, y tomar las previsiones que tengamos que tomar porque al parecer podríamos sufrir una adecuación de menos seis millones de pesos”, señaló.

En este sentido, descartó que como parte de las medidas y ajustes con la adecuación de los seis millones, se tomen decisiones como una baja en el personal o reducción en los salarios.

Afirmó que el impacto sería en los programas o en obras que ya no se pudieran realizar, o que se tendrían que posponer o gestionar más recursos. El mandatario también reconoció que los recursos federales destinados para su Gobierno, han llegado aunque si han tenido mínimos retrasos  de hasta tres días, pero también han registrado que en ocasiones les depositan con un día de adelanto.

Resaltó que a la fecha su Gobierno no tiene problemas financieros, pero se están estudiando las precauciones necesarias a futuro. “Nos estamos adelantando al final del año, octubre, noviembre y diciembre, y ver si van a venir completos y si no van a venir como puede suceder tenemos que ver qué decisiones vamos a tomar”.

Finalmente detalló que de los recursos federales subsisten casi el 99 por ciento de los 2 mil 445 municipios que hay en la República Mexicana, ya que los recursos es un tema donde muchas veces llega retrasado, ya se tiene pensado cómo se va a gastar en el Presupuesto de Egresos y el no recibirlos trae problemas, finalizó.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

 El Buen Tono