Córdoba.- De manera anual la Comisión Federal de Electricidad en la zona Córdoba-Orizaba logra recuperar más de 3 millones de pesos al detectar los famosos “diablitos” y demás aspectos que implican el robo de energía en los 32 municipios dentro de su jurisdicción.

A decir de Vicente Soto Santiago, superintendente de la Comisión Federal de Electricidad en Córdoba y Orizaba, parte de lo recuperado se logra después de poner en marcha el programa “Ciclo Limpio”, que tiene la finalidad de verificar y regularizar el servicio de energía eléctrica en la zona.

Dicho programa se está implementado a nivel nacional por la paraestatal, será de manera permanente y se busca que al finalizar el año,  por lo menos se cuente con unos 5 mil usuarios verificados.

A la fecha, se ha logrado verificar las instalaciones de casi 3 mil usuarios, de donde han surgido diez denunciados ante el Ministerio Público Federal, acusados de uso ilegal del servicio de energía eléctrica, al negarse a llegar a un acuerdo o convenio con la paraestatal.

Soto Santiago, detalló que al detectar las conexiones directas a la energía, o a personas que utilizan “diablitos” o algún otro dispositivo para alterar los medidores, se procede a cortar la energía, para después estimar de acuerdo al historial cuanto deberá pagar para cubrir la energía robada, de lo contrario, destacó se procederá a una denuncia ante el Ministerio Público  Federal.

Finalmente comentó que siguen a la espera de que la administración nacional de la CFE autorice 7 plazas más, sumadas a las 320 con las que cuenta la zona, afín de disponer a más personas a detectar el robo de energía.

 

Ricardo Jácome 

Zavaleta

El Buen Tono