ads

CÓRDOBA.- Señalado por empresarios de la construcción de recibir “cochupo o moche” y de estrenar una carísima y lujosa camioneta en plena pandemia, cuando muchos cordobeses no tienen empleo ni comida en sus mesas, el regidor Segundo del ayuntamiento de Córdoba, Juan Antonio Téllez Ramírez, confirma la compra de la unidad y trata de justificarse con su labor altruista, que en realidad es una campaña política anticipada.

Ayer circularon en el ciberespacio graves señalamientos contra el edil al que califican como “palero y cómplice” de la alcaldesa Lety@laladrona, pues aunque tiene a su cargo la comisión de Obras Públicas, no cuestiona ni ha presentado formal denuncia por el uso de maquinaria, vehículos y empleados del ayuntamiento en la obra privada donde se construyen varias residencias de los Luz López, una de ellas para @ElBodoque, director del DIF Municipal.

Las acusaciones formuladas de manera anónima, indican que Antonio Téllez sería el propietario y principal financiador de un portal de noticias, que dirige un ex lacayo de Gerardo Buganza, mismo que utiliza para atacar y denostar a sus contrincantes politicos. En entrevista obviamente lo negó.

Fue el propio Téllez Ramírez quien “se destapó” con su nueva camioneta, al precisar que no compró una Volkswagen Touareg de 877 mil pesos, que en realidad adquirió una Tiguan de 470 mil pesos financiada a 3 años con un pago mensual de 7 mil pesos.

Curiosamente las acusaciones en su contra y la compra de esta lujosa camioneta de casi medio millon de pesos ocurren, unos días después de que El Buen Tono destapó las amañadas licitaciones públicas nacionales para tres importantes obras en la ciudad, que en su conjunto suman casi 60 millones de pesos de inversion y de las cuales varios funcionarios municipales habrían recibido moches a cambio de favorecer, obstruir, dilatar y encubrir todas las operaciones fraudulentas que denunciaron empresarios de la construcción. De hecho en los comentarios en su contra lo señalan de cobarde y cómplice de la alcaldesa al no atreverse a denunciar todas las corruptelas de Lety@laladrona de las que él tiene conocimiento y abstenerse de denunciarla por negligencia en el caso del bulevar Córdoba-Peñuela donde murió una niña y encubrir al jefe de servicios de Tránsito Municipal, Rubén Carrillo Espíndola, sobrino de la regidora encargada de la Comisión de Tránsito, Yadira Espíndola Carrera, quienes no señalizaron pese a que se le reportaron otros accidentes sucedidos con anterioridad.

ads