Orizaba.- De enero a la fecha, 500 hectáreas de diversos cultivos sufrieron daños por fenómenos climatológicos, el impacto más severo se registró en  La Perla y Mariano Escobedo, informó el presidente del Comité Regional Campesino, Nicolás Hernández Méndez.

Explicó que las lluvias, el intenso calor y el frío causan efectos negativos sobre cosechas de temporada, lo que ocasiona pérdidas económicas a los campesinos.

“Los cultivos de maíz, chayote, papa y jitomate en Mariano Escobedo, La Perla, Acultzingo, Nogales, Maltrata y la zona del Pico de Orizaba tienen serias afectaciones, hablamos de poco más de 500 hectáreas”, indicó.

Dijo que actualmente realizan otro censo para actualizar el que levantaron a mediados de año por las lluvias de verano.

Reconoció que el sector campesino siempre resulta con daños por las condiciones climatológicas que prevalecen en la zona centro y a pesar de contar con los apoyos de Sagarpa y de otras instancias para la reactivación del campo, suelen ser insuficientes debido a la inestabilidad que predomina últimamente en el estado del tiempo.

  Dijo que a mediados de año reportaron algunos daños.

 

Carlos Guevara

El Buen Tono