Orizaba.- La madrugada de ayer, personas desconocidas sustrajeron de las oficinas parroquiales de Santa Gertrudis una alcancía con dinero y, probablemente, el archivo  que data de hace unos 42 años, aunque el templo es del siglo XVIII.

“Lo más rico en historia de los bautizados fue ultrajado”, dijo el párroco Lucio Maldonado Villanueva, quien expuso que ahora espera un encuentro con el alcalde Hugo Chahín Maluly, con quien ha tenido ya reuniones para notificarle la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad de las oficinas parroquiales, “esperamos una respuesta, él dijo que nos iba a ayudar y estoy en espera de ello”.

El sacerdote, evidentemente consternado, agregó que hace poco, en una reunión con autoridades municipales, se habló de cómo propiciar para el templo lo indispensable al menos, “he ido poniendo y mejorando con pintura, puertas y ventanas, pero ya se dan cuenta, son unas oficinas inseguras, sobre todo que atrás tenemos el panteón; cómo tener seguro en donde cualquiera se puede meter y nadie se da cuenta”.

En esta parroquia, situada adjuntamente al cementerio municipal “Juan de la Luz Enríquez”, últimamente ha incrementado el número de personas que asisten a la misa dominical, se calculan entre 600 y 700 fieles, y en términos generales, la parroquia de Santa Gertrudis atiende a unas 20 mil personas de las colonias del oriente de la ciudad.

El Párroco expuso ante la prensa la mañana de ayer que se retiró la noche del domingo, y todo había quedado en aparente orden; sin embargo, a las ocho y media de la mañana, cuando el personal administrativo llegó para laborar, se percató que la puerta posterior de las oficinas había sido forzada.

Todo estaba en desorden; de inmediato se notificó a la Policía Municipal, por lo que acudieron al sitio algunos elementos de seguridad; por otra parte se procederá ante el Ministerio Público para denunciar los hechos.

Ante los medios de comunicación, el Sacerdote mostró los cajones abiertos de los archivos y el desorden que causaron sobre los escritorios. El daño moral a la comunidad de Santa Gertrudis ya fue notificado al Obispado.

El historial de los bautizados tiene un alto valor, “supongo que el archivo podría estar guardado, no se ha podido comprobar porque aún no termina su trabajo el Ministerio Público, sería una lástima perder el historial de miles de bautizados, confirmados o de quienes aquí se han casado”, agregó el sacerdote.

A esta Parroquia pertenecen las capillas de San Isidro Labrador, de Rafael Alvarado; El Inmaculado Corazón de María, la Capilla de Santa Mónica y el Barrio Guadalupano.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono