Brasil.- La ola de violencia que sacude Sao Paulo dejó la noche del viernes un saldo de cinco muertos y un autobús incendiado, informaron fuentes oficiales.

Dos de los homicidios fueron cometidos por un policía fuera de servicio que iba en su automóvil con su familia y que reaccionó ante un movimiento sospechoso de las dos víctimas, que iban en una furgoneta, según la Policнa Civil. El autor de los disparos explicó que la furgoneta cerró el paso de su vehículo, por lo que él pensó que los dos ocupantes se disponían a realizar un asalto.

La policía registró otras tres víctimas mortales en circunstancias aún no esclarecidas en tres sucesos diferentes ocurridos en los barrios de Jaзanг y Vila Morais y en la ciudad de Suzano, en la región metropolitana de Sao Paulo. En las últimas semanas se ha registrado un incremento inusitado de la violencia en toda esta región metropolitana, donde viven cerca de 20 millones de personas.

El diario O Estado de Sao Paulo calculó que en las últimas dos semanas 142 personas murieron en la región, mientras que el rotativo Folha de Sao Paulo eleva la cifra a 159 víctimas, sin contar las de anoche.

agencias