Orizaba.- El bullying es un problema que se agravó por la faltad de responsabilidad de los padres, ya que el 80 por ciento de la educación y formación de los hijos lo constituyen los valores familiares y el resto se da en el reforzamiento educativo, consideró el ex presidente de la Asociación de Escuelas Privadas en la zona Córdoba-Orizaba, Francisco Franco García.

Dijo que este tipo de conductas se dan más en escuelas públicas porque no se presta la debida atención ni se cuenta con el personal adecuado para la vigilancia del alumnado.

Explicó que se deriva no sólo de la pérdida del respeto, que es parte de los valores, sino por ser incitados en ocasiones por los familiares o por copiar conductas de amigos más grandes, incluso de las películas.

Indicó que se da en todas partes y en todas las instituciones educativas pero a diferencia de las escuelas públicas, en las privadas se cuenta con personal, aparte del maestro, que se encarga de la vigilancia de la seguridad del alumnado, por lo que no es tan grave está situación.

“Sí se da en escuelas privadas, no se puede comparar con escuelas públicas, se da en ambas, pero en las privadas se vigila mejor la actitud de los niños, no sólo en agresión física sino en palabras hirientes u ofensivas”, afirmó.

Añadió que para casos graves como lesiones, intimidación a base de palabras altisonantes u otras de mayor consecuencia, intervienen psicólogos profesionales en el área de conducta para tratar el caso.

“Todo esto parte del hogar, es decir, la falta de educación, les dicen no te quejes, pégales, en lugar de buscar la conciliación”, expresó.

     

Carlos Guevara

El Buen Tono