Orizaba.- No hay una transformación positiva para la industria de la construcción con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al contrario, se registra una caída de 30 o 40 por ciento ante la falta de obra y, con ello, la nula generación de empleos, así lo señaló el constructor René Cruz Camacho.

Resaltó, el combate a la corrupción ha sido perjudicial en materia de generación de empleos, debido a que ha caído en el caso de la industria de la construcción y, por ello, la realidad no coincide con el intento de mejorar las cosas, lejos de eso, ha representado un retroceso laboral y económico.

Opinó, la economía en México es vulnerable a sufrir un decremento por considerar que se está lejos de alcanzar la promesa del presidente de la República, es decir, mejorar e incrementar la economía en el País, lo que difícilmente se logrará en este primer año de ejercicio federal.

Son muchos los temas y las políticas públicas que el Gobierno Federal ha implementado en el llamado al combate a la corrupción, como es la repartición de los recursos federales a Ayuntamientos, provocando una disminución de 40 por ciento en la planta productiva.

Recordó que al no haber dinero no hay obra, “muchas empresas fuertes, contratistas y arquitectos pasan por un receso que afecta tanto a los trabajadores como al pago de los impuestos y al Seguro Social”.

“La sensación de que hay una transformación está en veremos porque la planta productiva va en retroceso, digo, no puede ser que el mes pasado en el Seguro Social sólo hayan inscrito a 4 mil trabajadores en todo el País y tengamos una repartición de recursos que no genera recursos”.