Alrededor de cinco mil personas tomaron hoy la Avenida de los Campos Elíseos de París y protagonizaron violentos incidentes y enfrentamientos con la policía en el marco de una protesta contra una subida de los impuestos de los carburantes anunciada por el gobierno francés.

Los incidentes comenzaron en la mañana en la céntrica y emblemática Avenida de los Campos Elíseos de París, cuya circulación fue cortada por la policía debido a la convocatoria de la manifestación.

Alrededor de un centenar de manifestantes, miembros de grupos de la ultraderecha francesa -según fuentes del gobierno galo-, destrozaron mobiliario público y atacaron comercios y tiendas de lujo así como vehículos para intentar formar barricadas.