Algunos de los prototipos españoles a vacuna contra laCOVID-19 se encuentran ahora inmersos en los experimentos con animales y, si los resultados son positivos, varios grupos podrían pedir en diciembre a la Agencia Española de Medicamentos permiso para comenzar los ensayos clínicos en humanos.

Una vez obtenido ese permiso, que podría tardar semanas o meses, se empezaría la primera fase de esos ensayos con voluntarios sanos.

Pero antes, señala a Efe Vicente Larraga, responsable de uno de los candidatos a vacuna en España, hay que completar la parte preclínica, es decir, los experimentos con los modelos animales.