México, D.F.- La sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se desmarcó del rechazo que hizo la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, de la Reforma Educativa, “por ser una postura de simulación, para obtener arreglos cupulares con el presidente”.

En cambio, el secretario general de la gremial, Rubén Núñez Ginés, aseguró que emprenderá por la vía jurídica, política y pedagógica la lucha contra dicha iniciativa.

En conferencia de prensa, aclaró que la sección 22“no va contra las evaluaciones ni las reformas en el ámbito educativo, pero sí contra reformas a medias, sin consultar a los padres de familia, a los maestros y sin ver la realidad de las escuelas en lugares apartados”.

Asimismo, pidió al gobierno de Oaxaca cumplir con el compromiso adquirido con esa sección para impulsar el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca, el cual considera evaluaciones y exámenes con apego a las condiciones de la entidad.

 

AGENCIAS