Cuernavaca.– La diputada local de Nueva Alianza, Erika Hernández Gordillo, confía en el proceso legal que llevan las autoridades de su tía la ex líder del SNTE, Elba Esther Gordillo.

En el Congreso de Morelos la legisladora participa en el evento por el Día Internacional de la Mujer. A la prensa manifiesta su confianza en la ley; es quien decidirá el curso de las investigaciones, refiere.

Para la líder de la fracción parlamentaria de Nueva Alianza, a su vez única integrante, no ha habido sobresaltos en sus tareas legislativas. Lo que la mantiene tranquila, dice, es que la PGR no le ha notificado si ella también es investigada como ocurre con su primo, hijo de Mónica Arreola.

¿Tiene miedo de ser investigada?

– No hay ningún temor estoy aquí para lo que se requiera, responde.

Y asegura que en Morelos el Partido Nueva Alianza no utilizó recursos económicos procedentes del SNTE como se acusa. Lo puedo garantizar, reta, porque el IFE auditó otras campañas y no encontró irregularidades.

“El financiamiento de una campaña siempre lo hemos hecho con recursos del partido, tan es así que la auditoría del IFE salió con 9.4 por hacer claras sus cuentas”, precisó la diputada.

En el pasado proceso electoral, el ex yerno de la maestra Elba Esther, el diputado plurinominal Othón Sánchez Vela, ex esposo de Mónica Arreola, contendió por la presidencia municipal de Ayala, al oriente del estado pero su contrincante del PAN lo venció en las urnas.

 

AGENCIAS