CDMX.- Nueve de cada 10 empresas en el país resultaron afectadas por la contingencia sanitaria del COVID-19, sufriendo principalmente una caída en sus ingresos y una baja demanda, pese a esto, la mayoría no recibió
apoyos.

De acuerdo con la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por COVID-19 (ECOVID-IE), el 93.2 por ciento de las empresas mexicanas registraron al menos un tipo de afectación por la contingencia sanitaria.

Los resultados de la encuesta revelan que sólo 7.8 por ciento obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto, un 92.2 por ciento, no recibió
ayuda de ninguna índole.

La mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas, es decir el 88.8 por ciento, provinieron de los gobiernos (federal, estatal o municipal). La causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento, con 37.4 por ciento.

El estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), destaca que la mayor afectación que sufrieron estos negocios fue la disminución de los ingresos, con 91.3 por ciento, le siguió la baja demanda a nivel nacional que reportó el 72.6 por ciento de las empresas consultadas y 33.9 por ciento refirió escasez de insumos de productos.

En los tres tamaños de empresa se registró una disminución en los ingresos. Esto afectó a 41.4 por ciento de las grandes compañías; en las medianas y pequeñas fueron afectadas el 87.8, y 92 por ciento de las
microempresas.

Se estima que de las empresas en el país retomadas por la ECOVID-IE, poco más de la mitad, el 59.6 por ciento, instrumentaron paros técnicos o cierres temporales como medida de prevención, mientras que 40.4 por ciento no lo hicieron.

Por prioridad económica, las empresas consideradas como esenciales y que llevaron a cabo “paros” técnicos o cierres temporales de 21 días o más, registraron 41.4 por ciento y las no esenciales, 50.5 por ciento.