El gobierno de Puebla reportó 51 personas muertas por consumir alcohol adulterado, lo que representa siete más que las reportadas anoche; además, informó que hay otras 11 que están hospitalizados y su estado de salud se considera grave.

De acuerdo con la administración encabezada por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, los decesos han sucedido en Chiconcuautla (Toxtla, Macuilacatl), Zacatepec, Chignahuapan (Teotlalpan), Xochitlán Todos Santos, Zacatlán (Tepetla) y Huaquechula (Cacaloxúchitl, Tlapetlahuaya), Tepexco, así como en San Francisco Totimehuacan, comunidad de esta capital poblana.