Un ataque contra dos mezquitas ocurridos ayer en Nueva Zelanda dejó 49 muertos y otras 48 personas heridas, entre ellas niños.  Los heridos son atendidos en el hospital de Christchurch y por heridas que van de leves a graves, indicaron las autoridades sanitarias de Canterbury, la región donde se encuentra Christchurch.

En un comunicado informaron que doce heridos fueron operados de urgencia  en el hospital tras el ataque, por el que fueron detenidos tres sospechosos, entre ellos un australiano. Otros pacientes fueron derivados a otros centros de la comunidad. Las autoridades sanitarias informaron que alrededor de 200 personas esperan noticias sobre sus familiares y amigos afuera del hospital.