Superiberia

El elevado ritmo de muertes por la COVID-19 en el condado de Los Ángeles ha llevado a las autoridades locales a suspender el límite de cremaciones por día por el “atasco” de cuerpos que hay en los crematorios y hospitales de la ciudad angelina.

“Hay tantas muertes por COVID-19 y la acumulación de cadáveres es tan alta que se han levantado las restricciones de aire en los crematorios (…) Ahora se puede incinerar mucho más, una señal de lo mal que está la situación”, cuenta en una entrevista con EFE el epidemiólogo y representante de la Federación de Científicos Estadounidenses, Eric Feigl-Ding.

Vecino