Xalapa.- El Subsecretario de Gobierno, Enrique Ampudia Mello desmiente las acusaciones del dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, quien señaló que el Gobierno de Veracruz interviene en los conflictos internos de su partido en Boca del Río, “son falsas sus aseveraciones, no hay injerencia alguna de la autoridad estatal en un proceso que sólo compete a los panistas”.

El Subsecretario de Gobierno lamentó que el dirigente partidista se deje llevar por informaciones que carecen de sustento, “pues no hay ninguna prueba, salvo los dichos de la familia Yunes, de una supuesta intervención en la elección interna del PAN en Boca del Río”.

Recordó que Gustavo Madero declaró hace apenas unas semanas “también sin prueba alguna, más que la versión que le contaron”, que el Gobierno de Veracruz había intervenido en la determinación de las autoridades electorales locales de invalidar la alianza de su partido con el PRD, “y al final quedó demostrado con el resolutivo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de que se trataba exclusivamente de un asunto de legalidad e interno de la propia militancia del PRD, ajeno a intereses de cualquier otra índole”.

Lo mismo sucede en este caso, dijo Enrique Ampudia, “hay un conflicto interno del PAN en el municipio de Boca del Río, que corresponde sólo a los panistas resolverlo y como siempre, Miguel Ángel Yunes Linares y sus hijos, quieren involucrar al Gobierno del Estado en hechos que todos sabemos son típicos del actuar de estos personajes”.

Como suele hacerlo Miguel Ángel Yunes Linares, crea escenarios ficticios, recrea acciones del pasado reciente de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez – quien fue delegado de la Sedesol en el estado, y que ahora quiere ser candidato a la alcaldía de Boca del Río- para tratar de inculpar a los que considera sus enemigos, “en Veracruz, todos conocemos bien las estrategias que suele usar”.

Enrique Ampudia señaló que el dirigente nacional del PAN Gustavo Madero puede estar tranquilo en lo que se refiere al actuar del Gobierno de Veracruz “hoy y siempre como ha quedado demostrado, la administración estatal cumplirá con su responsabilidad legal de garantizar que el proceso electoral se desarrolle en paz y tranquilidad apegado a derecho”.

Expresó finalmente que todos los funcionarios del gobierno del estado tienen perfectamente clara su responsabilidad pública y de haber alguna irregularidad sobre su actuar en el proceso electoral que vive la entidad serán sancionados de acuerdo a la ley.

Agencia