CDMX.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó el día de ayer que su Ejecutivo busca que la Secretaría de Marina (Semar) tenga el control de los puertos para vigilar el contrabando y los actos de corrupción.

Agregó que la propuesta, que se está debatiendo en la Cámara de Diputados a petición de su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena, izquierda), busca que la Semar tenga control de los puertos “por contrabando y tráfico de drogas”.

Y así “ser más eficientes en todo lo que son entradas de mercancías, carga y sustancias en puertos”, apuntó.

López Obrador consideró que en algunos puertos la corrupción se ha instalado y ello ha llevado a un aumento de la inseguridad en regiones marítimas, como el Occidental estado de Colima.

El Presidente puntualizó que las terminales o API (Administración Portuaria Integral) seguirán estando a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Cuestionado por un periodista sobre las compras directas que efectúa el Gobierno, el Presidente dijo que son “condiciones completamente distintas” a la de administraciones anteriores, y ondeó un pañuelo blanco en señal de limpia contra la corrupción. “Estamos limpiando de arriba para abajo y no se permite la corrupción”, remarcó.

Dijo que en las compras que hace actualmente el Gobierno se han logrado ya ahorros de alrededor de 200 mil millones de pesos (unos 10 mil 362 millones de dólares).