• Aplica Reglamento a unos cuantos
  • Acorrala a taxista por ascender pasaje en lugar prohibido y tardan en levantarle la infracción

Tezonapa.- A pesar del grave congestionamiento vial en el área comercial, oficiales de Tránsito Municipal actúan contra unos cuantos infractores y dejan a sus conocidos hacer y deshacer a su antojo, sin importarles el problema que existe, denunciaron conductores.
Las acciones de los oficiales son constantes, lo que provocó quejas de pobladores, que denunciaron actúan contra unos cuantos y a otros los dejan estacionarse en doble fila o en áreas restringidas, simplemente porque son sus conocidos.
En la glorieta de la calle Hidalgo, del bulevar Emiliano Zapata, el personal acorraló a un taxista por ascender pasaje en lugar prohibido y dejo que otros automovilistas hicieran lo mismo, pero sin ninguna infracción o correctivo, añadieron los quejosos.
Los pasajeros tuvieron que esperar bajo el Sol hasta que el auto de alquiler continuara su camino, “fue un largo rato, debido a que el agente no levantaba infracción y esperó el apoyo de sus compañeros”.
Las quejas contra los servidores son constantes, dijo un activista, en primera porque la mayoría desconoce el Reglamento vial, “ni siquiera ellos lo respetan y ahora quieren venir a aplicarlo y eso es injusto”.
Mientras, a un costado del parque municipal un oficial retuvo un vehículo por aparcar en lugar prohibido, en el bulevar Emiliano Zapata automovilistas infringían la Ley, sin importarles que habían agentes viales en la esquina de la calle Hidalgo.
Ocupantes de una camioneta subieron aparatos electrónicos que compraron en un centro comercial cercano, otros esperaban a familiares dentro de las unidades, en doble fila, como si no cometieran ninguna infracción y después se retiraron sin problemas con la autoridad que se dio cuenta de la irregularidad.
Los usuarios del taxi reclamaron a los agentes viales por el atropello y tras encararlos les preguntaron que si podían seguir su camino o se bajaban, simplemente porque no levantaban la infracción al taxista y le permitía seguir con su jornada laboral.