La Navidad
  • Deja sismo daños mínimos.
  • Provoca crisis nerviosa en la población

Córdoba.- Los sentimientos de miedo, dolor, angustia, llanto, vividos con los sismos de septiembre de 1985 y septiembre de 2017 se volvieron a repetir, aunado al confinamiento en semáforo rojo que se vive por la pandemia del COVID-19.
Ayer a las 10:29 horas un nuevo temblor de magnitud 7.5 sacudió a Veracruz y otros estados del país; varias familias volvieron a sentir pánico y zozobra; la gente estaba muy nerviosa.
Leocadia Pereda Contreras, de la colonia Moderna comenta, “como es natural sentí miedo, pero gracias a Dios en mi casa y familia no pasó a mayores; salí a tomar fotos y todo los vecinos estaban encerrados en su casa”.
“¡Está temblando! Llegué a pensar que iba a ser peor”, manifestó otra señora con el semblante pálido por el susto, quien dice sólo se puso a hacer mucha oración; no quiso proporcionar su nombre.
Rosita y una de sus amigas de la colonia Paraíso comentan, “en estos casos busco el marco de la puerta para ‘protegerme’, mientras oró arrodillada”.

TREMENDO SUSTO
“Como nosotros ya estamos viejos fue el susto del momento; nuestros hijos que viven fuera comenzaron a llamar; uno de ellos está en Oaxaca, pero con el favor de Dios todo bien. Mi perrito “Coco” comenzó a hacer muy feo, saltaba y saltaba”, manifesó con tono pausado Guadalupe Rendón, de la calle 19 entre avenidas 37 y 39.

CRISIS NERVIOSA
Quien también vivió crisis nerviosa es Alejandra González Marín. “Al principio lo sentí suavecito, pero me asusté mucho porque me acordé de mi nieto Yoshua, de 10 años de edad, que estaba solito en su casa allá por Los Arcos. Me había salido al patio y regresé a la casa para hablarle por teléfono, mis hijos me gritaban salte mamá, salte, pero yo sólo pensaba en el niño. Hemos tenido bien cerquita la muerte. Han fallecido tres familiares, uno de Coronavirus y un conocido, él no se de qué murió”.

“CREÍ QUE ESTABA MAREADA”
“Justo cuando alistaba unos medicamentos para un familiar, sentí el temblor, pero creí que estaba mareada”, comentó Margarita Pantaleón en tono apresurada, pues su familia la esperaba en la mesa para compartir los sagrados alimentos.

DAÑOS MÍNIMOS
Como consecuencia de este movimiento telúrico, en esta ciudad sólo se tuvo reporte de una joven de 27 años de edad,  empleada, con crisis nerviosa, que se encontraba en la segunda planta de un centro comercial.
En la congregación La Luz Palotal, se registró una fuga en un tanque de gas de una vivienda,  la que fue atendida en tiempo y forma por el personal de auxilio que fue alertado a través del número de emergencias 911.