París.- Un gol de Pedro Rodríguez fue suficiente para que el conjunto ibérico mantenga sus aspiraciones por calificar a la Copa del Mundo Brasil 2014 de manera directa. Aspiraciones que se pusieron en duda tras su empate la jornada pasada ante Finlandia.  

Tuvieron que pasar casi 60 minutos para que “La Furia” pudiera abrir al equipo galo, que sin importar que el juego fuera frente a su afición, salió con un planteamiento totalmente defensivo para soportar los embates del cuadro visitante.

La apuesta le había salido a la perfección a Didier Deschamps. Su equipo había aguantado la posesión del balón del cuadro rojo que iba y venía de lado a lado pero sin mucha claridad y profundidad al frente.

Las estrategias se mantuvieron durante todo el partido. Francia atrás defendiéndose con 10 jugadores, mientras que los españoles atacando hasta con nueve elementos.

Al minuto 58 la defensa francesa cometió el único error de todo el partido y España lo aprovechó para irse al frente en el marcador por conducto de Pedro Rodríguez. Christophe Jallet midió mal una pelota que le cayó a Nacho Monreal, el español hizo una recepción dirigida y sacó un centro potente a media altura al que remató el delantero del Barcelona, y pese a que Lloris alcanzó a tocar el balón no fue lo suficientemente fuerte para sacarla de su marco.

Todavía Blaise Matuidi, Raphaël Varane y Patrice Evra tuvieron la oportunidad de empatar el marcador, pero entre los malos remates y una excelente atajada de Víctor Valdés a un cabezazo del jugador del Manchester United, los españoles lograron colgar el cero en su portería, apuntarse los tres puntos, seguir invictos y mantener sus esperanzas para clasificar directo al Mundial de Brasil 2014.

De este modo los españoles retoman la punta de su grupo rumbo a Brasil 2014.

AGENCIA