El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este lunes las acciones de Kyle Rittenhouse, un joven que la semana pasada mató a dos manifestantes e hirió a otro durante las protestas en Kenosha (Wisconsin), yjustificó a los grupos de derecha que el sábado participaron en choques en Portland (Oregón).

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump se negó a condenar a Rittenhouse, quien el pasado 25 de agosto se presentó en Kenosha armado con un fusil de asalto para patrullar con un grupo de milicianos armados y coordinados con la Policía, y que mató a dos manifestantes además de dejar herido a un tercero.

“Estamos evaluando eso, pero ustedes vieron el mismo video que yo, y él estaba tratando de escaparse de ellos (los manifestantes), supongo, y se cayó y le atacaron muy violentamente. Probablemente lo hubieran matado”, respondió Trump a la pregunta de por qué no condena a Rittenhouse.