Un objeto de origen desconocido pasó extremadamente cerca de la Tierra la noche del 1 de diciembre antes de regresar al sistema solar, pero los científicos aún siguen discutiendo su origen.

Se sabe que mide entre 5 y 10 metros de diámetro y que pasó a una distancia de menos de 50 mil kilómetros de nuestro planeta. En comparación, la distancia hasta la Luna es de 384 mil 400 kilómetros. También se espera que regrese dentro de pocos meses, en febrero o marzo del año que viene.

Esta “miniluna” ha sido objeto de especulación desde que fue descubierta el 17 de septiembre por los astrónomos que operan el telescopio de inspección Pan-STARRS1 de la NASA. Al principio asumieron que era un asteroide, e incluso lo bautizaron como 2020 SO, utilizando la designación habitual para dar nombre a esos cuerpos celestes.