Región.- Para lograr un funcionamiento satisfactorio de los programas de sanidad animal es imprescindible administrar de manera fiable vacunas puras, inocuas, potentes y eficaces. 

Especialistas de la Secretaría de Agricultura dijeron que se trata de antígenos preparados para usarse en la prevención de enfermedades causadas a las aves y al ganado por bacterias, virus, micoplasmas, hongos, protozoos y parásitos o sus toxinas.

Destacaron que la vacunación es una de las medidas más útiles para la prevención de las enfermedades infecciosas que afectan a los animales y por ende a la producción de alimentos a nivel mundial.

Con lo anterior, dijeron, se procura la salud pública, en especial al considerar enfermedades zoonoticas, las cuales se transmiten de los animales al ser humano. 

Además, mediante esta práctica se pretende el bienestar de los animales al prevenir el desarrollo de enfermedades o del consiguiente tratamiento curativo.