ads

Orizaba. – Los propietarios y vecinos de unas 11 casas de la Oriente 35, entre Norte 3 y Norte 2 temen que el ayuntamiento de Orizaba que encabeza el presidente Igor Fidel Rojí López los desaloje, pues, a pesar de que han acreditado una antigüedad de 20 años y que legalmente no les puede quitar su propiedad, con amenazas les ha dicho que ellos sólitos se retirarán, señalan que no están dispuestos a ser reubicados.
Una de las afectadas de nombre Rina, manifestó que su hijo tenía su vivienda en donde ahora se encuentran las escaleras principales del lugar y de un momento a otro se hallaron con que metieron la maquinaria y derrumbaron la propiedad, sin reconocer sus derechos y sus pérdidas económicas.
“El alcalde la tiró porque él asegura que nadie vivía ahí, pero ahí vivía mi hijo, somos comerciantes salimos a vender a las 05:00 horas y llegamos a las 22:00 horas y se aprovechó de que no estábamos en casa para tirarla. Metieron la maquina y destruyeron todo”, denuncian.

ads